Alcances de la Audiencia en el Ministerio de Trabajo

27-02-2018 - La Cámara de Estaciones de Servicio de Santa Fe y los trabajadores acordaron una nueva prórroga hasta el 26 de marzo, para darle tiempo a las petroleras a corregir el sistema de ventas directas, al que señalan como una de las principales causas de la crisis sectorial
Enviar
 Una nueva reunión se realizó ayer al mediodía en la Sede del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Santa Fe, en donde la Federación de Expendedores local accedió a una nueva tregua con el sindicato para no suspender ni despedir empleados, ante lo que los empresarios advierten como una situación “insostenible” para la rentabilidad de los dueños de las expendedoras.

La causa de la crisis es la misma que se viene discutiendo desde hace medio año y desvela a los dirigentes pymes del sector de venta de combustibles: “La venta directa al agro que están llevando a cabo las compañías petroleras sin control y con costos de hasta 25 por ciento menores al precio de lo que le venden el mismo producto a los operadores de las redes respectivas”, reiteraron los afectados.

Sucede que “si quienes reciben el gasoil al por mayor a un precio mucho menor que lasEestaciones de Servicio, después lo revenden a los camiones, autos y maquinarias, de manera ilegal y sin las exigencias que los estacioneros tienen en materia de seguridad, higiene, márketing y cargas tributarias, se transforma en una competencia desleal que hace correr peligro la vida humana y el ambiente sustentable”, dijo a surtidores, el Presidente de la Federación de Expendedores de Naftas y Afines de Santa Fe Alberto Boz, quien una vez más demostró su voluntad negociadora y su preocupación por el sostenimiento de las fuentes de trabajo de más de 800 playeros y empleados del sector.

El directivo destacó como un hecho positivo que a la reunión hayan asistido por primera vez los gerentes de Axion y de Shell, aunque se lamentó porque YPF solamente envió un abogado que no tiene poder de decisión sobre el tema de la comercialización.

“Les adelantamos a los directivos de las petroleras que podemos demostrar con documentación como lo hicimos ante la justicia y los entes estatales y provinciales que la venta al mayoreo es un peligro latente y además nos perjudica al punto de analizar el cierre de establecimientos y la responsabilidad en este accionar es únicamente de las petroleras que como tienen sobreabundacia de combustible lo venden sin ningún control a cualquiera”, expresó Boz.

Si bien los convidados petroleros respondieron que no es ilegal la venta mayorista, tampoco quisieron reconocer que haya una operatoria dirigida a perjudicar a su propia cadena de comercialización, por lo cual, en principio no habría intención de modificar las cosas del lado petrolero.

Sin embargo, los funcionarios del gobierno provincial prometieron que en 15 días, llevarán a cabo una resolución que aún no fue puesta en práctica: “implementar un sistema de retenciones a la venta mayorista directa para equiparar los precios”.

Aunque el ánimo no es el mejor entre los expendedores de la zona centro del país que además están sufriendo una merma de ventas por causa de la sequía que afecta a los productores agropecuarios, Boz finalmente dejó una luz de esperanza para que alguno de los tantos reclamos y propuestas que FAENI en conjunto con el SOESGPyLA vienen realizando sean tenidos en cuenta y se avance en su implementación.

Fuente: www.surtidores.com.ar 
clear

Notas
Recomendadas

File: inc_more_recommended.htm
clear