La suba de los costos operativos apremia la rentabilidad de las Estaciones de Servicio

02-08-2017 - Las estaciones de servicio en (des)equilibrio - Alertan que el punto de equilibrio continúa en ascenso. Esto implica que las Estaciones de Servicio, deben vender cada vez más litros para cubrir sus costos fijos. Expendedores reclaman alternativas que posibiliten brindar un respiro al sector
Enviar
En un nuevo informe elaborado por los equipos técnicos de la Cámara de Estaciones de Servicio, Garages y Afines de Rosario, que fue explicado por su Presidenta, Patricia Sztejfman, el punto de equilibrio, es decir la cantidad de litros que deben venderse para cubrir los costos fijos, sufrió una nueva suba.

El informe detalla que para las estaciones de servicio operando bajo la modalidad de consignado, el punto de equilibrio es 417.000 litros mensuales. En cambio, para las de tipo contractual de reventa, el punto de quiebre a partir del cual se experimentan utilidades es de 350.000 litros.

Cabe destacar que en gran medida, la suba en el volumen a comercializar para nivelar las finanzas se encuentra explicada por el desfasaje en la relación entre los aumentos de los costos operativos y la corriente de ingresos. La composición de los gastos se da de la siguiente manera: 70 por ciento costo salarial y 30 otros egresos.

“Esto plantea una situación crítica en el sector expendedor, en razón de que los operadores con menores volúmenes ven realmente complicada su subsistencia”, resalta Sztejfman.

UNA INVOLUCIÓN A LO LARGO DE LOS AÑOS

Desde la Cámara de Rosario le dieron una vuelta de tuerca al análisis del negocio de Estaciones de Servicio. Para analizar su evolución a lo largo del tiempo, se procesaron los principales gastos operativos de una boca de expendio promedio, desde el año 2000 al 2017.

Se analizó la evolución en los ingresos, en los gastos laborales, impositivos y de estructura, entre los cuales se detectó un crecimiento en la contratación de servicios de tipo abono fijo mensual, tareas que son inherentes a cumplir con requisitos de las autoridades de control.

Entre las principales conclusiones, se destacan:
  1. El margen promedio por litro vendido es de solo $2,34 para las estaciones de reventa (un 10,6 por ciento del precio de venta) y $1,90 para consignado (un 8,7 del precio de venta). Con ese exiguo margen deben hacerse frente a los costos laborales y de estructura.
  2. El desacople entre los ingresos, el nivel general de precios y los costos operativos.
  3. Por cada litro vendido, los impuestos nacionales directos (IVA e ITC entre otros) se llevan el 37 por ciento. A esto debe sumarse impuestos provinciales y municipales, y costos inherentes a la gestión del dinero y la seguridad, entre los que se destacan:
  • Traslado del dinero / caudales: 0,5 por ciento
  • Derecho de Registro e Inspección: 0,683 por ciento
  • Impuesto sobre los ingresos brutos: 3 por ciento
  • Comisión Tarjeta de Crédito: 1,5 por ciento
  • Comisión Tarjeta de Débito: 1 por ciento
  • Impuestos a los débitos y créditos bancarios: 1,2 por ciento.

Según ven desde la entidad, “la única variable de subsistencia no pueden ser los aumentos del precio en surtidor; las autoridades públicas de las distintas jurisdicciones nacional, provincial y municipal, junto a los distintos eslabones de la cadena debemos encontrar alternativas que posibiliten dar un respiro al sector, entendiendo de que continuando por este camino solo se favorecerá la concentración”, destacaron.

Finalmente, la representante de CESGAR pidió “ser protagonistas ya que las Estaciones de Servicio no forman parte de una mesa de discusión sobre la política energética que verdaderamente nos incluya como sector expendedor, que está formado principalmente por empresas pymes”. 

Fuente: Surtidores.com.ar
clear

Notas
Recomendadas

File: inc_more_recommended.htm
clear